AndroidTablets

Algo está cambiando

Algo está cambiando.

Siempre me he considerado una persona amante de la tecnología, capaz de saber distinguir un buen producto de una copia, he valorado cuando alguna marca hacía las cosas bien y siempre descartado y rechazado los productos de usar y tirar.

Desde hace unos años hasta ahora, el mercado ha estado inundado de este tipo de productos, en su gran mayoría fabricados en China. Parece que el gran público dejaba de premiar la calidad, el uso a largo plazo y se guiaba sólo y exclusivamente por el precio.  ¿Os acordáis del apagón analógico? En cualquier sitio vendían tdt´s de las marcas más pintorescas , a precios ridículos, pero con una calidad más ridícula aún. Con una sensibilidad tán baja que debías incluso de cambiar la antena aérea para hacerlo funcionar, tiempos de espera de varios segundos para cambiar de canal y dejaban de funcionar a los cuatro días. Pues no recuerdo haber  visto receptores de tdt de “marca” en ningún sitio. Sony y Philips los fabricaban (y supongo que todavía lo harán) pero ni se molestaron en distribuirlos al gran público. Lo que la gente buscaba era que costaran 20€, si funcionaban o no era casi secundario.

Con el ejemplo de los sintonizadores de TDT solo quería dejar claro la tendencia del mercado hacia la tecnología Low Cost . Productos baratos que supuestamente cumplen su cometido por muy poco dinero y durante muy poco tiempo con muy baja calidad.

Todas las grandes marcas fabrican en China, en definitiva son los mismos artículos pero lo que pagas es la marca ¿no? Ni mucho  menos, El proceso de fabricación se ha llevado a China, pero el diseño sigue siendo occidental, japonés, koreano o como mucho de Singapur, pero nunca Chino. Cuando son los Chinos los que además de fabricarlo lo diseñan, ¿qué es lo que tenemos? ¿Un TDT de 20 euros que no funciona? Pues en la mayoría de los casos es así, pero como dice el título de esta entrada, Algo está cambiando.

Concretamente me referiré a tres marcas, Ainol, Cube y Onda.

No hace ni dos años cuando llegó a mis manos la primera mi primera Tablet China, una i-Robot, era un completo desastre. La batería le duraba apenas 30 minutos, pero aún así se te hacían largos, casi quemaba,  los altavoces no se oían prácticamente, no es que tuviera lags, es que parecía un gif además para conectar el cargador y que cargase necesitabas pulso de cirujano. Eso sí, costaba unos 60€.

Hasta hace poco, pensaba que si no podías o querías gastarte más de 300€ para tener un buen tablet, de una de las grandes marcas, lo más inteligente era comprar un POV, una Archos, una BQ o algo por el estilo. Hasta que probamos las Ainol, Cube y Onda. Mis reticencias iniciales se esfumaron cuando encendí una Ainol Novo 7, con Honeycomb , Muy buena calidad de pantalla (capacitiva), una fluidez más que aceptable, buena potencia, bien hecha y por el precio de una BQ Pascal Lite.

Estamos ante unas tablets con una calidad de fabricación en el peor de los casos al nivel de las marcas de precio medio europeo, y bastante superior en el caso de la Cube. Con mejores pantallas, mejores técnicamente y con mejor sistema operativo. Ya no cuestan 60€, pero siguen teniendo una relación calidad-precio muy superior a sus competidores europeos.

Y lo más importante no es eso, para mi lo más importante es que ya no son productos que sólo entran por precio, sino que son productos redondos, bien diseñados, con sus defectos, claro está, pero pensados para funcionar, para tener una buena experiencia de usuario satisfactoria y para quedarse entre las otras marcas.

Con bastantes diferencias entre ellas, estas tres marcas podrían posicionarse claramente en el segmento inmediatamente inferior a las de las grandes marcas.

Fdo. Bernardo Paco.

Post anterior

¡ Hola a todos !

Siguiente post

Opiniones de la tablet Onda Vi40 de nuestros usuarios

Powerplanet

Powerplanet

Especialistas en cosas chulas ;)

1 Comentario

  1. 19/05/2012 at 7:42

    No podia dejar tu pagina sin antes dejarte saber que disfrute bastante la pesquisa en ella.