Noticias

El futuro de las baterías: estado sólido

Tras los problemas sufridos por Samsung con el Galaxy Note 7 y su batería, se ha tomado nota. Samsung está a la búsqueda de una solución para poder reducir el tamaño de este componente fundamental. ¿La meta? Aumentar la eficiencia y, sobre todo, la seguridad. ¿Qué nos esperará? veámoslo 🙂

Dos años para una nueva tecnología Samsung y LG

En el horizonte se vislumbra una alternativa que podría ser clave. La solución pasaría por las baterías de estado sólido. O por lo menos hasta que aparezca una tecnología más avanzada.

Dos de las marcas más importantes en la actualidad estarían buscando fabricar este tipo de baterías. 1Según comentó un ejecutivo de Samsung SDI, “en un plazo de dos años tanto sus dispositivos como los de LG ya podrían contar con baterías de estado sólido”. Incluso, si el desarrollo de esta tecnología no sufre ningún contratiempo, podrían  presentarse en los próximos Galaxy S9 y LG G7.

Pero aún tendremos que esperar para ver la evolución de esta tecnología y, sobre todo,  si cumple las expectativas…

¿Mejor que baterías de iones?

Las baterías de iones de litio actuales disponen de unas sales que hacen de puente entre el ánodo y el cátodo para que el dispositivo en cuestión pueda funcionar. El principal problema es que este componente es sensible a las altas temperaturas que provocan el calentamiento de la batería y su rápido deterioro. bateria

Las baterías de estado sólido, en su caso, usan un elemento sólido, valga la redundancia. Sulfuro de litio, que conduce la electricidad, con lo que no habría tanto riesgo de que la batería arda. Otra gran ventaja es que permite un almacenamiento mayor de energía y son más duraderas. Quizás así se solucione el problema de la autonomía de los smartphones. Lo interesante será verlas funcionando en más dispositivos inteligentes.

Seguridad y ventajas de las baterías sólidas

Este tipo de baterías serán más seguras, aunque sufran un mal uso o manipulación. No se inflamarán por cortocircuito o temperatura elevada, y tampoco si trasteamos con ellas. Una lista ordenada de sus ventajas para resumir sería la siguiente:

  • Aumento de su vida útil. Pues serán capaces de aguantar hasta 1 200 ciclos sin degradarse. Aunque es un dato teórico, por lo que habrá que ver qué tal rinden en la práctica.
  • Mayor densidad de carga, lo que aumentaría su capacidad. Entre el doble y el triple de carga que las baterías actuales.
  • No se calentarán. Estas baterías en estado sólido ofrecerán menor calentamiento, tanto durante la carga como en el uso. Esto redundaría en la temperatura general del dispositivo, consiguiendo que descienda, incluso.
  • También funcionarán correctamente en temperaturas “extremas”. Permitiendo su correcto funcionamiento en temperaturas entre -20 y 60 ºC.
  • Serían más baratas de fabricar. También es un dato teórico, puesto que habrá que adaptar los procesos de fabricación a este tipo de baterías.

Los beneficios pueden ser altos, pero deberemos esperar a verlas equipadas en nuestros smartphones para valorar. De momento, pinta bien, así que optimismo que no falte.

Desde Powerplanetonline os mantendremos informados.

Portada
Post anterior

Xiaomi Mi 5X

205817hheuntsesbklbc7s
Siguiente post

Meizu Pro 7 y Pro 7 Plus. Una nueva interpretación de la doble pantalla

Álvaro López

Álvaro López

Tecnico en Sistemas Microinformaticos y Redes. Tecnofilo adicto.