Tutoriales

T.3 Redes Inalámbricas: “Crea tu propia red doméstica” [Guía Manual]

Las redes Wi-Fi tienen sus ventajas, pero nadie dijo que no conlleven ciertas complicaciones

Las redes inalámbricas son un gran invento, salvo cuando no funcionan como deberían. Aunque la tecnología continúa avanzando, problemas como la intensidad de la señal y las interferencias hacen que la configuración de una red inalábrica requiera algo más de esfuerzo.

Aunque mucha gente criticia a los fabricantes, lo cierto esque las casas actuales no favorecen a las redes Wi-Fi. Las gruesas paredes de hormigón dificultan el paso de las señales de radio, lo que puede traer más de un dolor de cabeza. Aunque el uso de los repetidores y amplificadores de señal puede atenuar este efecto, los costes pueden aumentar rápidamente.

Por supuesto, también hay muchas razones para decantarse por una red inalámbrica como la libertad total cuando se usa un portátil y la eliminación de cables. Y si estás dispuesto a gastarte un poco más de dinero, la mayor parte de los inconvenientes de las redes inalámbricas podrán superarse.

Preparar una red inalámbrica

Si te has decidido por una red Wi-Fi necesitarás un rputer inalábrico, así como tarjetas de red Wi-Fi para toso los PC que quieras conectar. Los pasos necesarios para la instalación de las tarjetas de red inalábricas del tipo que sean son idénticos a los requeridos para las de tipo Ethernet.

La mayor parte de los dispositivos empleados en redes de Ethernet son completamente compatibles con el resto de componentes de la red, pero no ocurre lo mismo con los inalábricos. En otras palabras, todos los aparatos de las redes Wi-Fi siguen el estándar 802.11, pero no todos funcionan perfectamente cuando se combinan. Por ejemplo, los equipos 802.11a no pueden comunicarse con aparatos 802.11b, pero los 802.11b  y 802.11g sílo hacen.

Para asegurarte una máxima compatibiidad, elige equipos inalámbricos adheridos al estándar 802.11g. El 802.11g opera a 54 Mbps, funciona en un rango de frecuencia de 2,4Ghz y es compatible con el 802.11b, más lento y anticuado. La siguiente generación de tecnología inalámbrica(802.11n) también es compatible con la 802.11g, de modo que lo más lógico será asegurarte de que todos los dispositivos Wi-Fi ( router y tarjetas de red) siguen el estándar 802.11g.

wireless

Configurar un router inalámbrico

Empieza por conectar un módem de red al puerto WAN del router, con un cable Ethernet. Enciende ambos aparatos y, si es necesario, conecta los equipos que vayan conectados por cable al concentrador.

Como mínimo, tu router Wi-Fi tendrá un puerto de red LAN. Aunque es posible configurar el router inalámbrico a través de una conexión inalámbrica, se recomienda hacerlo con una conexión Ethernet. Si no, corres el riesgo de que se cuelgue cuando intentes configurar los ajustes de encriptación de la red. Para ahorrarte la molestia de tener que resetear el router, conecta un PC de tu red al puerto LAN usando el cable Ethernet.

Asumiendo que el PC que has conectado al puerto LAN del router está configurado para la obtención automática de la dirección IP, debería poder conectarte a la aplicación de administración del router como se ha indicado anteriormente. También aquí tendrás que consultar la documentación para obtener información sobre la dirección IP y la forma de conectarte.

Tras identificarte, accederás a la aplicación web, aunque ahora dispondrás  de algunas opciones de configuración propias del router inalámbrico. Ahora ya puedes configurar tu conexión a Internet.

Es importante definir también la contraseña predeterminada del router, así como el nombre de la red Wi-Fi (conocido como el SSID).

Ambos vienen predefinidos de fábrica y podrás encontrarlos fácilmente en internet. Cambiarlo es vital puesto que cualquier usuario que esté cerca de tu red podría detectarla y, si ve una red con un nombre predeterminado, podría hallar fácilmente la contrseña, conectarse a tu router y cambiar la configuración. Encontrar dónde cambiar la contraseña no debería ser difícil: para cambiar el SSID, ve a la sección llamada «Wireless» y busca su valor «SSDI» o «Network name».

Cambiar tu SSDI y tu contraseña contribuirá a mejorar la seguridad de tu red Wi-Fi. Pero para protegerla lo mejor será encriptar las comunicaciones entre todos los dispositivos inalámbricos. La mayor parte admite dos tecnologías: WEP y WPA. El WEP es un estándar antiguo que adolece de problemas de seguridad, y en consecuencia, mejor evítalo. Si quieres conseguir máxima seguridad, usa WPA para encriptar todas las comunicaciones inalámbricas.

wireless

Conexiones de PC a clientes

Una vez que hayas definido el WPA en tu router, lo único que te queda es configurar los PC para conectarlos a la red Wi-Fi. Si trabajas con Windows XP, Windows Vista, Windows 7 o Windows 8 el sistema operativo detectará las redes a tu alcance de forma automática. Si trabajas con versiones anteriores de Windows, será necesario instalar el programa del cliente de la tarjeta de red.

Test De Resistencia Xbox one vs play 4
Post anterior

Xbox ONE vs Play Station 4: Prueba de resistencia a caídas

Black Friday Power Planet Online
Siguiente post

Black Friday llega a Power Planet Online

Powerplanet

Powerplanet

Especialistas en cosas chulas ;)

2 Comentarios

  1. 29/11/2014 at 11:53 — Responder

    Hola Enqrique, primeramente decirte que muchas gracias por el apoyo y espero que te diga gustando. Así es, quedan dos temas aún el 4º en el que hablaré de cómo compartir en red, y un último 5º artículo en el que definiré detalladamente la terminología que se usa frecuentemente cuando hablamos en términos de redes.

    • Enrique Martinez
      29/11/2014 at 10:03 — Responder

      Muy bueno el artículo Miguel, una pregunta cuantos temas más son? Esque me los estoy leyendo todos y me está gustando, pero creo que ya no puedes hablar de nada mas referido a las redes domésticas siendo sincero xd

      Sigue así un saludo! 🙂

      Escribe tu comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

      diecinueve + 20 =