NoticiasTutoriales

Tus contraseñas siempre a salvo

A quién quieres engañar. Seguro que eres de esas personas que usa la misma contraseña para casi todos los servicios en los que está registrado. Puede que, incluso, para iniciar Windows, ¿cierto? Es más, muy probablemente tu clave esté compuesta por una palabra del diccionario o un nombre propio y, con suerte, algún número. Difícilmente usas las letras mayúsculas y para qué vamos a hablar de usar símbolos.

copy, keepass icon

Sabes que está mal pero que tipo de ser humano sería capaz de recordar 10 contraseñas del tipo”kjaodok2woe2″, todas diferentes y con más de diez caracteres. Lo peor es que eso de usar caracteres alfanuméricos, con mayúsculas y minúsculas y símbolos, lo habrás oído mil veces y te parece una idea estupenda, pero no te apetece implementarla. Y es normal. Sería un suplicio memorizarlas.

El principal problema de todo esto es que la reflexión suele quedarse en “pues sí, estaría bien, pero qué le vamos a hacer”.

 

¿Por qué está mal?

Habrá quien no entienda por qué es tan grave usar la misma clave para todas sus cuentas. Por muy bien construida que esté, si la acaban averiguando todos tus perfiles quedarán vulnerados a la vez.

Puedes pensar que una cosa es que roben la contraseña de un sitio web y otra muy diferente que averigüen que sitios web utilizo. Pero seamos sinceros, seguro que eres de las personas que utiliza una combinación de Gmail, Facebook, Twitter, Skype o Instagram. Y si estás usando la misma clave para todos, es poco probable que hayas tenido la cautela de utilizar diferentes mails. Es más, esa dirección de correo electrónico comparte también la contraseña.

Una vez se consiga la clave, basta con seguir el asistente de recuperación de contraseñas del servicio pertinente para averiguar si estás registrado o no. Muchos servicios web dejarán escapar ese pequeño dato al intentar recuperar la clave. Afortunadamente, cada vez son menos los que dejan entrever esa información y hay que conformase con un “si la dirección está en nuestra base de datos, rebicirás un mensaje con las instrucciones de recuperación”.

 

Bien protegido

Vale, usar diferentes direcciones puede parecer demasiado, pero al menos, te recomendamos que uses claves diferentes. Si no estás por la labor de recordarlas, te proponemos una manera muy sencilla. La solución, como adelantábamos, consiste en usar un gestor de contraseñas. Estos programas vienen a sustituir ese bloc de notas que guardas con todas las claves a mano. Estos gestores emplean una base de datos fuertemente cifrada y sólo tienes que recordar una única contraseña para tener acceso a los datos.

 

Más cómodo

Al usar un gestor por software, se te abre un mundo de posibilidades. Estos programas te permiten iniciar sesión directamente en los sitios web, gracias a un rastreador de formularios, que rellenan automáticamente con las credenciales almacenadas. Por tanto, ni siquiera hace falta que la contraseña salga a la luz. Lo único que la verás con asteriscos. Esto permite usar este tipo de claves crípticas que no había quien memorizara. Además, puedes alojar tu base cifrada en Dropbox o Drive para acceder desde el móvil.

 

Saluda a KeePass

KeePass es la aplicación que estábamos esperando desde hace mucho tiempo. Es un programa de código abierto y gratuito, por lo que es posible auditarlo en cualquier momento para poner su seguridad interna a prueba. Muchos expertos ya lo han hecho y lo han declarado como seguro. Funciona de forma robusta, y además, es portable por lo que podrás llevarlo siempre en un USB para usarlo siempre que quieras donde quieras. Ya no tienes ningún tipo de excusa para no protegerte.

iPad
Post anterior

Roban un prototipo de iPad en la casa de un desarrollador de Apple

Instagram
Siguiente post

Un error de Instagram pone al descubierto tu información personal

Powerplanet

Powerplanet

Especialistas en cosas chulas ;)

No hay ningún comentario - ¡Sé el primero!

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 2 =