Ciencia || TecnologíaNoticias

Un gadget malvado: cigarrillos electrónicos

Hace unos años, la salida al mercado de los cigarrillos electrónicos supuso una revolución en el mundo de los fumadores. Un gran número de usuarios que habitualmente consumían tabaco vieron en estos dispositivos la posibilidad de poder mantener su salud sin tener que dejar de fumar. Sin embargo, parece ser que no son tan inofensivos como se presuponía.

Según un estudio publicado recientemente en la revista científica JAMA Cardiology, la gente que utiliza cigarrillos electrónicos posee una serie de marcadores biológicos que incrementan el riesgo de sufrir un ataque cardiaco. Estos marcadores no aparecen en los no fumadores, lo que los asocia peligrosamente al uso de estos dispositivos electrónicos.

¿Qué consecuencias negativas pueden tener?

Los sujetos que han participado en este estudio oscilan entre los 21 y los 45 años. Más concretamente, 16 personas que llevaban fumando al menos un año y otras 18 que lo habían hecho sin incluir nicotina en sus dispositivos. Los investigadores llegaron a la conclusión de que el uso del  cigarrillo electrónico incrementaba los niveles de adrenalina en el corazón, lo cual podía llevar a sus usuarios al fallo cardíaco. Además, indican que también aumentan el estrés oxidativo que puede desembocar en una arteriosclerosis.

¿Cuál es el verdadero culpable?

Lo que aún no está completamente claro es el componente que puede causar estas fatales consecuencias. Los cigarrillos electrónicos contienen disolventes, agentes saborizantes y, gran parte de ellos, nicotina. Todos los cigarrillos electrónicos utilizados durante el estudio contenían nicotina por lo que los investigadores etiquetan a esta sustancia como la gran culpable de los perjuicios que pueden causar estos dispositivos.

cigarrillo-electronico-1170x545

Limitaciones del estudio

Si bien es cierto que este estudio revela información esencial sobre los cigarrillos electrónicos, hay que tener también en cuenta que posee algunas limitaciones. En primer lugar, es un estudio a pequeña escala, lo que lo hace menos fiable. Además, los participantes pueden no haber sido completamente sinceros sobre sus hábitos. De hecho, muchos fueron excluidos del estudio porque indicaron que no fumaban cigarrillos convencionales y se encontraron niveles de monóxido de carbono en sus análisis de sangre, mostrando que la información que habían dado era falsa. Asimismo, el estudio no incluyó a ningún grupo de fumadores de tabaco. Esto podría haber aportado información sobre los efectos de los cigarrillos electrónicos en comparación con los cigarrillos de tabaco.

¿Es el cigarrillo electrónico útil para dejar de fumar?

Existe un gran debate sobre si estos dispositivos ayudan a dejar de fumar, siendo en muchas ocasiones la razón más importante para su uso. Pero, ¿es esto cierto? A pesar de que una parte de la comunidad científica indica que los cigarrillos electrónicos pueden ser útiles para dejar el tabaco, el CDC (centros para el control y prevención de enfermedades) ha indicado que no hay ninguna prueba que confirme esta creencia.

Tu opinión

Parece ser que los cigarrillos electrónicos no son tan saludables como gran parte de la población cree. Vosotros, ¿qué opináis sobre ellos? ¿Os están ayudando a dejar de fumar? ¿Los seguiríais utilizando a pesar de los resultados de este estudio?

honor-8-lite
Post anterior

Huawei Honor 8 Lite

bateria
Siguiente post

Las 8 Aplicaciones que más batería consumen.

Powerplanet

Powerplanet

Especialistas en cosas chulas ;)

No hay ningún comentario - ¡Sé el primero!

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nueve − 1 =